viernes, septiembre 03, 2004

titulos que callan

La verdad es que no me gustan nada los títulos.Cuando escribo un poema nunca le pongo título,pero si es para un público,o sea,si es para vender,entonces a la fuerza debe llevar uno.Digo a la fuerza porque nadie entiende que no tenga dicho membrete aclaratorio.Lo que sucede es que si yo hago esto,estoy creando mi estilo,y de ahí puede derivar en mi lenguaje.Entonces ya tenemos el follón montado,porque para entenderme tendrían que escribir tesinas,libros,manuales.Este es el peligro del lenguaje,que no es tan libre y bello como creemos.Es un caballo que hay que domesticar,pues de lo contrario desvaría,y rompe los cercados de la lógica.
Cuando escribo en mis páginas más mías,ahí no pongo títulos.Voy escribiendo seguido,como surgen los pensamientos,y no me fijo si tal crítico dice esto o aquello.Soy más libre cuando estoy solo,cuando escribo para mí soy mucho más interior.Esto que voy haciendo aquí también es un ejercicio,va moldeándome.Algunas veces me pregunto si esto sentará bien o no,y entonces borro la frase,y escribo algo que se entienda.
Entender lo que escribo sé que es muy difícil,porque no sigo un proceso lineal.Voy hacia atrás,luego me caigo,me equivoco,etc.Mucha gente se asustaría si escribo algo muy religioso.Pensarían que tuve una visión.Lo que tendría que ver el auténtico lector,es un proceso creativo y creacional.Cualquier pensamiento es plausible,sólo por el hecho de nacer ,la idea ya debe ser valorada como tal.
Claro,tenemos ideas de cultura,y hablar de un tema puede ser pecado,o puede ser demasiado como de secta.En pensar no hay problema.El problema estaría si tienes una imaginación violenta y eso lo llevas a la práctica.Pero en sí el pensamiento es bueno,saludable,habla de nosotros.Y el pensamiento es imaginación.
Ya está mi librito en venta,en Murcia capital.Ahora hace falta que se venda y consiga un dinero para construir mi literatura.Las cosas van poco a poco,pero ahora yo las impulso más.Tomé unas normas para conseguir un futuro lo antes posible,y una de ellas es no leer mucho.No encerrarse en la lectura.Quiero dedicar más tiempo a buscar editor,amistades,y a escribir lo que sea.Ya en el futuro podré leer más,pero quiero encontrar los textos en mi libro interior,en lo que pienso.

2 comentarios:

evam dijo...

Me quedo con el último parráfo, a veces nos empeñamos en aprender, cuando no copiar, de otros, y no intentamos hacer las cosas desde cero, a nuestra manera.. Encantado de conocerte :)

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.