miércoles, enero 05, 2005

escribir sin ideas

Tenía ganas de venir a este espacio. Pasan los días veloces y siempre me digo mañna,mañana escribiré algo. Como saqué varios libros de la biblioteca, ese fue un paso para darme cuenta de la escritura-lectura. La palabra, compañera en cada momento,me saludaba desde las páginas.Me iba dando cuenta mientras leía trozos de libros,que hay gran diferencia entre el lenguaje escrito literario y el oral. El oral es una mera herramienta de la vida,como el teléfono,como el ordenador; algo útil para comunicarse. Pero hecho libro cobra otros sentidos, como el mero difusor de belleza estética. Ahora hago pruebas con frases que oigo o leo, cómo se podrían acortar y que conservaran el significado que quieren expresar. Usamos muchas palabras para decir algo que ya se entendería con pocas, pero el caso es que muchas nos vienen de corrida. O sea,nos vienen como si se tratase de una frase hecha; como en la frase "violencia de género" que una palabra implica la compañía de la otra y ambas deben siempre aparecer juntas. En el caso de un artículo "el hombre quería más vino".Nuestra historía linguística nos trajo esa norma,que el artículo viniera junto a su nombre.Tiene su función,porque "el" se refiere a uno en particular, aunque a veces podríamos prescindir de esta partícula. Estas reglas gramaticales nos hacen modelar el pensamiento,o también sucede que formamos ideas con reglas que no entendemos. Si el lenguaje lo entendieramos mejor ,posiblemente airearíamos nuestra mente.
La lengua es nuestra alma. Yo me dedico a llenarme de palabras,y así cuantas más tenga más pruebas tengo del lenguaje. Dando vueltas a las palabras encuentro las ideas.
Hace un poco descubrí meditando que la palabra "jo" debe venir de "joder". Es un descubrimiento menor, pero me ayuda a progresar.La mente tiene que ir modelando un pensamiento con las reglas gramaticales que conoce. Es un trabajo laborioso, que sólo toma unos segundos en formarse y reproducirse en voz o escritura.Pero no sale lo primero que viene a la mente,lleva todo un orden, y esto nos hace pensar que la lengua es como un ser vivo, es la regla de nuestras ideas. Y de pensar en una forma de comunicación,no nos viene nada tan vivo como la voz,el aire expelido y moldeado por la lengua. Estamos limitados por la comunicación verbal, la única que entendemos y que nos separa mucho. Es como si todo lo que podemos entender entrara por el lenguaje gramatical.Entonces estamos terriblemente solos, pues no podemos comprender lo exterior ni nuestra psique. Ya entiendo porque hubo un filósofo linguístico que decía "la lengua es la frontera de mi vida". Aquí llegamos a un hito de la vida humana, un lugar donde ya pasó alguien. Esto me recuerda a los hitos que se dejan encima de grandes cimas. Estos hitos se llaman "puntos geodésicos", y cuando subes una loma te lo ves allí, y te das cuenta que tu llegaste donde otros pudieron soportar el cansancio y escalar.Ojalá existiera un hito por donde todos pasásemos, un hito de igualdad.

3 comentarios:

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.