jueves, enero 20, 2005

mucho andar

Aquí en Toledo camino mucho,y aunque haga un poco de frío yo sudo mucho.Subo y bajo cuestas,vengo a la biblioteca cada día.El sol es mi compañero en este viaje,desde la mañana ya está brillando.Tuve dificultad comunicativa con Silvia y por eso no pude verla ayer.Ella me escribía emails y llamaba a casa de los padres,pero no pudimos acordar una cita.Lo peor de todo es que si no tengo películas que ver o cosas que hacer,al no ser mi casa definitiva,me aburro y canso.No puedo esperar más a tener una casa,pero los días siguen y debo seguir en pie,vivo.
Veré cuantas películas pueda para conocer más del cine español.Luego en Murcia llega un tiempo de apatía y no sabré cuando volveré a tener otros 500 euros.Sólo con esa cantidad se puede realizar un sueño moderado.
He descubierto la mejor sección de esta biblioteca,es un pasillo lleno se asientos para contemplar el monte,y todo sin nadie y en silencio.Posiblemente me sienta luego allí a escribir.Otra desventaja es que no tengo conexión a internet larga,sólo puedo estar 45 minutos al día.
Estoy adelagazando,porque como poco y ando mucho.Espero que consiga una estabilidad.Fue buena cosa que la primera vez me saqué el carnet de la biblioteca de Toledo,pues así puedo venir cuando lo desee,estando mi hermano o no.Me gustaría pasar una temporada corta aquí para ver todas esas películas y leer varios libros,o más que leer,revisar por encima y leer partes.
La vida es una aventura,pero siempre acaba con nosotros.Yo sólo vivo por llegar a algún lugar solitario y escribir mis cosas,soy un tipo raro,lo sé.Todo el mundo lucha por disfrutar y yo lo hago a mi manera.
Sólo estoy deseando llegar a Murcia para comer bien y ponerme a escribir con el ordenador y mandar muchas cosas.Debe saber aguantar momentos duros para llegar a donde quiero.Todo lo tengo que aguantar.Mi teoría,que no es tal,sino la misma realidad, es que cada minuto viene y se va y no vuelve más.Quiero decir,si tengo que aguantar un mal día,pues nada dispongo la mente para que pase y yo soporto el sufrimiento hasta que ya no está aquí ese día.Podría parecer que no me interesa el tiempo presente,y así es,vivo en el futuro.Quiero que pase el tiempo.No hay nada más que esperar.

3 comentarios:

El Autito dijo...

Aquí en Lima hace calor, también camino mucho y el sol quema inmisericorde. Intento ver las cosas como lo haría un extranjero que viene quizás de norteamérica y no sabe lo que es ver vendedores en la calle, cobradores de micro, mendigos, escolares en uniforme, calles descuidadeas... es decir: una ciudad miserable pero viva y e cosntante movimiento. Especialmente interesante es hacer esto por los mercados informales de Magdalena o la Av. Sucre. Es verdad: o la vida es una cosa terriblemente aburrida o es una aventura increíblemente fascinante. ¿quién ha notado de cuántos colores puede ser el cielo, cuántos matices existen en el asfalto, cúanto puede existir en la tierra abonada de una maceta?
Sonará tonto lo sé, pero tontos son los que no notan estas cosas.

¿Quién no desea que pase el tiempo? Yo también, todo el (je je) tiempo....

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.