martes, julio 05, 2005

vuelta a lo mismo de siempre

Toda vuelta a la realidad cuesta comprenderla y quererla. Ayer por la noche llegué de mi corto, pero intenso, viaje a Madrid. Anduvimos mucho y pudimos estar juntos mucho tiempo, hablar muchas cosas. Aunque aún no ha salido un piso. Fuimos hasta el pueblo de Talamanca, cerca del de Valdepiélagos, donde nos recogió un señor, el dueño de la casa de alquiler. Lo malo era que la casa estaba muy lejos y era como una comunidad, donde cada día tioenes la obligación de ver a las mismas personas. Pero el ambiente era muy bueno, seveía todo el campo español, y muy a lo lejos se divisaba Madrid. El dueño incluso nos invitó a una bebida en la terraza de la casa. Me dijo que tenía una web, y ésta era la siguiente http://www.pisos-compartidos.com
Allí me di cuenta del valor grande que tiene Esdpaña, con muchos lugares interesantes y semivacíos. Conocer el país es mi gran ilusión, poder visitar la mayor parte de él. Fuimos andando bajo un sol abrasador desde la casa hasta el pueblo, a unos dos kilómetros, pero sin arcen para peatones. El pueblo estba introduciendo el agua en las casas, poniendo tuberías nuevas por todas las calles. La pena era que está tan retirado el pueblo que los autobuses son muy contados. Tuvimos que esperar en la plaza de la fuente.
Sin preguntar no se va a ninguna parte, el horario de buses había cambiado y tuvimos que preguntar a todo el mundo, bajo un sol de justicia. Al final el autobus tenía el aire acondicionado estropeado y se pasaba calor por los 2,50 euros que costaba el peaje. viajar de pobre cansa.
Luego estuvimos en el albergue juvenil de la Casa de Campo, en Madrid, donde se dormía muy agusto,y donde tuve varios sueños, pero no recordé muy bien qué me decían. No serían muy importantes porque seguimos como siempre, sin dinero. Se oía por la noche el parque de atracciones de Madrid, con gente gritando hasta las dos de la madrugada. Lo mejor fue el desayuno, que se podía tomar de todo.
Cuando tengamos casa allí, cuzo los dedos y rezo, no pienso moverme tanto, lo haré sólo por la zona que me toque residir. se cansa uno mucho de coger tantos transportes y hace mucho calor. Lo que siento es no poder haber escrito algo en mis hojas, pues la preocupación de no tener nada me quitaba el pensamiento creativo. Una idea me vino a la cabeza: conseguir ver a través de la vida. Hacer tan fluido el pensamiento en mí que se pueda ver la vida como si se tratara de un cristal. O sea comprenderla del todo desde mi propio interior. Si la tenemos, tendremos la capacidad de verla. Pasa por nosotrops el pensamiento pero no lo vemos,pues nos encerramos en otras cosas,cosas materiales. ver la vida como un cristal transparente. Ver mi pensamiento sin esfuerzo y ver de dónde me viene.

3 comentarios:

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.