miércoles, noviembre 30, 2005

la esperanza

Que bella palabra: Esperanza. Sólo con ella se puede sentir mucho, no hace falta escribir un libro voluminoso, no hace falta decir más. Son las palabras que han cogido las religiones, porque sabían los que dejaban esos pensamientos que valían mucho más que libros y bibliotecas.
La Esperanza para mí es el optimismo, hacer las cosas siempre pensando en qué verás mañana, siempre pensando en el futuro. Es como la cima de la montaña, que todavía no la ves pero la tienes en mente cada segundo de la busca. Yo tengo Esperanza, mucha esperanza, porque de otra forma no estaría en este infierno de mundo, donde no nos organizamos(bien porque no sabemos o porque no nos da la gana, que ambas cosas tenemos).
El dinero no da la felicidad porque no es gratis, y más que eso, porque no está dentro de nosotros, porque pesa. El dinero se tiene para gastarlo, y gastar es aburrido, porque no hemos nacido para gastar, hemos nacido para algo más importante. Piense que tratamos la vida, propia y ajena como algo futil, como algo de usar y tirar. El aquí y ahora es todo lo que poseemos, no somos un punto en el vacío de la nada. De otra forma sólo nos estaríamos arrastrando por tierra, mar y cielo como animales. Viviendo por que sí sin ser partícipes de la Vida. Y no hace falta ser cristiano para entender las cosas. Pensaba ayer que vaya vida le espera a los niños y niñas del presente, que tienen que elegir una religión, escoger una creencia filosófica, situarse en la nada. Desde luego complicamos todo más aún. En el futuro les agobiarán tanto con los estudios que nadie querrá vivir. Y es todo el desorden que hay, que ni los presidentes saben qué es la vida. Ni como organizarnos, seguimos pautas de otras generaciones, con nuestros ejércitos militares protegiendo nuestra tierra. Nadie se levantó con suficiente voz enérgica para cambiar todo y decir construyamos un mundo habitable, porque ahora vivimos como bestias.
A veces creo que me estoy quedando solo, totalmente solo, pues ya nadie cree en las cosas inmateriales, nadie sueña, nadie ama. Todo a mi alrededor es economía y violencia...Pero debe haber una salida, no puedo haber venido a este lugar para pasar y ya está, no merece la pena y no vale para nada. Aunque disfrutara tanto que me durara mil años la felicidad, al final se extinguiría esa llama de felicidad. Así que esos goces terrenales no valen de nada.
Estoy en el desierto, creo, ya nadie tiene vida. Un mundo muerto.
Esto es una fase, porque más adelante vendrán tiempos mejores, pensaré que somos fantásticos. Mi alma pasa por todos los estadios posibles del hombre, desde la tristeza más agonizante a la felicidad más fuerte.
Hoy pensé más sobre el lenguaje, al decir a alguien Hola, ese sonido es algo difícil, un sonido caprichoso. Ya entiendo porque los niños tienen que aprender a escribir y vocabulario. La palabra Mesa es dificilísima. Son sonidos que no nos dicen nada, pero de alguna manera se han pegado a nuestra mente. Cada palabra representa algo de la realidad y cuando se habla es curioso que hacemos lo que no vale nada en algo que nos comunica algo. Decir mesa, no tiene valor, pero si decimos "la mesa es algo muy útil" ya tenemos algo que nos muestra que pensamos, que somos inteligentes, nos conecta con la realidad. esa frase crea en nosotros algo, llena nuestro silencio y le da forma. En el silencio no somos nada, estamos perdidos, pues no sería vida, no nos llegaría información, no tendríamos la compañía del sonido. La soledad más tremenda es la de no recibir estímulos de fuera. En nuestra vida estamos ligados a lo físico, cada sonido, olor,etc todo eso nos hace sentirnos bien. No podemos vivir de otra forma. ¿qué despierta en nosotros esa frase "la mesa es algo muy útil"? ese sería el centro del lenguaje.
Esta mañana me quedé en un escaparate mirando un cuadro con inscripciones chinas. Se veían claramente, y eso me ayudaba a pensar. Puedo ver esos signos, yo y todos. Nos pueden comunicar armonía, belleza, grandeza, pero en ellos se guarda el enigma: que deben transmitiir algo al lector. Nos transmiten un pensamiento, nos dan información, pero cómo lo recibimos? la cuestión no es de la razón sino del sentimiento, debe ser un mecanismo interno nuestro.
Ahora está de moda el feng shui, creo es una costumbre china o japonesa de adornar una casa para que nos sintamos bien en ella. Pues eso es lo mismo, la pared pintada de azul claro nos dice algo, se podría llamar a ese algo "sentimiento". Me siento cómodo en este cuarto, podríamos decir. Me gusta este cuadro,etc.
Pero de ese sentimiento se pasa a algo más, se pasa a llenar completamente el vacío.
Pienso en el lenguaje en su característica más fundamental, lenguaje puro, sin más utilidad. Y se ve esto muy claro al hacer una frase, pues son ya muchas palabras ordenadas y que nos colman al completo. Ahora cuando leo uo escucho tele o a alguien pienso en esas palabras, no en qué me está diciendo. Por eso la tele es mi favorita ahora, no tengo que prestarle atención, es como un laboratorio. Puedo dedicar un tiempo a pensar en sus caras, sus trajes,etc y todo el día habla. No tienes que seguir con los ojos los suyos, no seguirle la conversación.

2 comentarios:

TaTasKan dijo...

Me cuesta mucho tener esperanza, aunque de vez en cuando me cae algo "del cielo".

Al menos optimista si creo que soy, sembrando para cosechar...

Yo también veo este mundo como que es raro... y creo que no tenemos ni la menor idea correcta de en donde estamos, que frustración.

Vamos detrás del dinero, pero cuando lo alcanzamos, nos aburre, estoy de acuerdo.

Ahora, yo si creo que de animales si tenemos mucho, lastimósamente, se siente a diario, aunque sí podemos escoger al menos, que hacer y que no hacer.

y la religión... bueno, prefiero que mis hijos crean a que no crean, porque algo de bueno tiene, creo. Aunque a mi no me entra por ningún lado.

Mi amigo, creo que NADIE sabe qué es la vida, y si alguien cree que sabe, o está equivocado, o está muy lejos de la realidad, triste pero cierto.

En mi país tambien tenemos ejército, pero al fin, no es más que un gasto innecesario. Pero, con verguenza te digo, yo siento a mi pais como mi tierra, y no quisiera dejarla, pero quisiera como que no tener tierra.

Está difícil cambiar las cosas, pero al menos creo, que podemos cambiar lo cercano a nosotros, o sea, sí podemos cambiar las cosas, aunque mínimas, las que están alrededor nuestro.

Creo que sí, algunas personas sueñan, aman y son inmateriales. Lo difícil es encontrarlas.

Lastimósamente yo si creo que acá estamos solo para estar :(, y que difícil encontrar acá la felicidad, porque ni idea donde buscar. Solo nos queda "estar" de la mejor manera que nos guste. Disfrutar esos goces terrenales, como tu le llamas.

Yo también estoy en el desierto, yo mismo. Yo soy introvertido, gracias a Dios. Pero yo lo veo como un mundo vivo. Porque sí, vivimos como dices, las tristezas más dolorosas y la las alegrías más encantadas.

Ser inteligentes, es lo que nos hace entender ese dolor y ese gozo, mi perro por ejemplo siente ambos, pero con una sobada de cabeza, ya está tranquilo, a nosotros, las personas, "inteligentes" nos es muchísimo más difícil, porque entendemos cuando nos hacen mierda o cuando nos agradan.

Algunos creen que en el silencio somos todo, pero toman el silencio como una iluminación. Igual a saber si es cierto, pero esa gente no se ve infeliz.

A mi me gusta la soledad, en el sentido de estar conmigo mismo, pero tienes razón, si no tuviera estímulos de afuera, entonces sería horroroso, y tremendo.

Qué será mejor? la razón o el sentimiento? Creo que la razón, porque el sentimiento como que nos acerca más a ser animales. Te digo, me ha pasado que la razón me dice: "Olvida esto, si, me hicieron mierda pero olvidemos", pero el sentimiento me revuelve estómago y tripas. Quisiera tener menos sentimientos.

En mi adolecencia, un profesor decía: "no tenemos que ir al cine, o ver tele, la vida misma es una película". Y creo que es cierto, trata de verla, de gozará, de entristecerte con ella, etc. El decía que solo basta pararte en una esquina y ver, y creo que es cierto.

Anónimo dijo...

Thank you!
My homepage | Please visit