sábado, septiembre 25, 2004

todavía en Madrid

Ayer fuimos a Tres Cantos,pero en seguida nos volvimos a casa,o sea Madrid capital.Lo mejor de esta ciudad es que siempre hay animación,siempre ocurre algo.Una temporada en un lugar silencioso está bien,pero mucho tiempo sin hacer nada,cansa mucho.
En estos días pasados sin escribir en esta página se me ocurrió que podía ya despegar este diario.Quiero decir,empezar a escribir cualquier cosa que se me ocurra,siempre sacada del pensamiento más profundo.Escribiré ideas sin analizarlas bien,sólo comentadas en vivo,sólo en los minutos que dedico a escribir cada día.Pero escribiré más.
No sé qué ocurrirá cuando regrese a Murcia,pues todo será como siempre,y le tengo miedo a esa rutina que agobia.Todos los días comer en casa y no ver un euro en el bolsillo.Sólo con el dinero se pueden hacer grandes cosas.Veo al hombre incrustado en su rutina diaria,y ya no se detiene a mirar el cielo.Seguimos arrastrando las religiones,los dioses.Necesitamos una nueva filosofía,un pensamiento que nos de más luz,que nos haga más superhombres,como decía Nietzche.
Ayer vinimos de Tres Cantos y pasamos por la estación de Atocha.En seguida pensé en la gente que había sufrido el infierno de la destrucción.Hay gente mala en Madrid,pero no creo que haya gente tan perversa para quitarle la ilusión a mucha gente.Los madrileños y los españoles en general,tendrían que estar más unidos,ayudarse más.Pero eso no ocurre.Todo continúa igual que si no hubiese ocurrido nada.Estamos ciegos.
Fuimos a comprar a unos grandes almacenes y a la cajera le dije "Hola" antes de mi turno.O sea,estaba atendiendo a otra persona,y no me tocaba decir hola en ese instante.Me contestó otro saludo una vez que me tocó a mí el turno.Como máquinas.Y en cuanto entro en un sitio de esos pienso en lo que sucedió en Panamá.Cuando los dueños del local cerraron las puertas para que la gente no robara nada.El dinero ya es la Vida.Pero lo curioso es que esos directores de grandes almacenes,posiblemente amen la vida,y al quedarse sin dinero se quedarían sin ella,por eso cierran las puertas a otras vidas.No sé si hay alguien que no ame la Vida,pues es lo único que tenemos.No tenemos nada más,un cuerpo y una mente para pensar.Nada más.Hasta los suicidas aman su vida,pero tanto que no la quieren como se vive actualmente.
Estos son pensamientos con el Hombre en mente.A mí me interesan los pensamientos sin hombre.Tengo el lujo de imaginarme todo sin el hombre,entonces lo veo más claro.Aunque sin hombre esto no podría existir.Ayer me vino a la mente la frase "yo no existo,existe Dios".si cambiamos la palabra final por Vida,existencia,naturaleza tendremos lo mismo.Quería expresar en esa frase que yo no valgo nada,lo que vale es el soplo(me sirvo de esta palabra con sentido bíblico)de la existencia,lo que los científicos llamarían gas efervescente o cualquier palabra extraña de su vocabulario.Yo sólo soy un pensamiento de la existencia,nada.
Me gustaría encontrar un camino hacia el lenguaje humano,saber algo más de él.Hace tiempo que me dediqué sólo a estudiar la lengua,pero este verano,en la casa del campo,vi que también podía avanzar con el pensamiento más filosófico,preguntándome cosas de la existencia.Ahora pienso de muchas y variadas cosas,sobre todo del lenguaje,pero bordeando la Vida.Puedo entrar en el pensamiento sin tener que descubrir el lenguaje.
Todo es incierto,pero si tengo la vida,si estoy vivito y coleando,debo seguir haciendo cosas,escribiendo y buscando puentes para la concordia.Cada vez me interesan menos cosas,y me centro más en el pensamiento,en saber más de todo lo que tenemos dentro y nos rodea como universo.

2 comentarios:

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.