lunes, noviembre 22, 2004

fuera de la pobreza

Salí de la casa embrujada el sábado y pude llegar al fin a la tranquilidad de Murcia.El día antes el dueño nos dijo que teníamos que dejar el piso.Fue una verdadera estafa,pues me pedía 6 euros al dia por estar en el cuerto de ella,y 10 euros por luz y lo demás,cuando el gas lo pagábamos nosotros y la basura la bajábamos nosotros cuando se salían los desperdicios por la bolsa del supermercado.En esa casa no había dinero para una bolsa propiamente de la basura.Y constantemente debíamos reponerlas.
El dueño me miró y me dijo:confío en ti,Ignacio.Me dijo que esperaría al lunes para que le pagase los días que estuve en la pocilga.Salí antes de que llegara él para que así no tuviera que ver esa cara inexpresiva y muy dura.Estos días me fijo más en las facciones de la gente,tratando de ver la mía,pues todos somos iguales y diferentes.El físico es muy importante,y es que vestimos tan de moda que olvidamos que somos el mono desnudo,como el título de la obra literaria de Desmond Morris.Es curioso ver unos ojos que te ven,y a la vez verlos como un objeto sin ver.
Lo mejor fue cuando fui con Silvia a visitar a un cura alemán.Se llama Christoph Müller,según me dijo ella después.Era como un ángel,con su pelo corto y sin estar peinado a ninguna moda.Era muy tranquilo y hablaba un alemán muy suave.La gente de España suele relacionar la lengua alemana con Hitler,pero es diferente,es algo más dulce.
Este cura le dio unos consejos y debatió con ella sobre su posible futuro en Madrid.Era más bien como un psicólogo,hablando de temas de la psique.Esas experiencias pasadas en Madrid son tan importantes como cualquier cosa que estudie.Es lo máximo pensar en lo que veo sin oir la explicación.Ello me relega al papel de mero humano en un mundo hostil donde busco mis veredas,mis sendas.Al principio el hombre debía sentirse muy triste,aquí solo,pasando frío.Poco a poco nos vamos ganando el futuro a pulso con el contraste exterior.La ropa nos protege,y pienso ¿qué seríamos sin la ropa?Quiero acercarme al hombre del principio,cuando no había nada,cuando sólo estaba el sol,la naturaleza.Hemos perdido mucho de nuestra infancia y esos pasos eran importantes para saber de atrás.Aunque tengamos tecnología,aún estamos desnudos.Somos el mismo individuo de una tribu lejana,sólo que lo tendemos a negar y decimos que somos civilizados.
Ahora queda esperar a la próxima vez que salga de Murcia,pero deberá ser más ordenado y a mejor sitio.La pobreza me persigue.Yo la acepto y la quiero, pero para construir algo debo subirme por encima de la pobreza y ver cuanto desee.Me sentaría gustoso a una mesa de mendigos,sabiendo que con ello consigo algo para ellos.Si me siento a su mesa y todos pasamos hambre y no se alegran sus corazones,de nada sirvió la acción.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hello!, gracias por visitar mi blog ( www.niccolo-blog.com.ar )
Quisiera saber como llegaste a el?
El tuyo esta muy bueno, ya mismo lo pngo entree mis faoritos :)

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.