martes, junio 28, 2005

ya está cerca.Ojalá

Espero con ansiedad los barcos de la felicidad. Todos los días miro al horizonte en busca de las naves. Sé que tienen que llegar, o de otra forma no me habrían abandonado en este desierto. Las estrellas ya no me dicen nada, son simples nubes de gas sin importancia. Ahora espero las luces de la razón, las del conocimiento, pero no enciclopédico sino las de uno mismo.Ya lei muchas notas de diccionarios, y no me aportan nada, solo palabras hechas por hombres.Busco más.
Estará la esperanza allí donde quiero llegar? Sólo ella me sabría reconfortar, no con gestos de aquí sino otros más de la vida.

1 comentario:

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.