lunes, marzo 07, 2005

la filosofía

Este arte, mezclado con ciencia es infalible. Oigo muchas veces a la gente decir que las matemáticas nos descifrarán la vida, pero yo creo que la mera filosofía,el pensar puede desvelarnos muchas dudas. Las matemáticas son como una herramienta,un lenguaje artificial, y lo más natural incrustado en nuestra alma,es el pensar simple de cada día. El hombre se ha caracterizado por inventar artilugios,herramientas, pero siempre hemos olvidado nuestro potencial desnudo.
Tengo muchas ganas de llegar a algún punto interesante,y la escritura me va llevando lentamente. Estos dias se me llena la cabeza de pensamientos. El que mas me intereso es el del azar. Sí, el azar forma parte de la vida. me preguntaba si el azar es como un atomo,algo que existe y esta en todas partes,o solo algunos tienen surte. La gente suele decir. ese tipo tiene suerte. Al principio me inclino a pensar que la suerte esta fuera de nosotros.decir que una persona tiene suerte es darle poderes sobrehumanos,acercarnos a Dios pero por el lado supersticioso. La logica nos dice que hay un número limitado de boletos ganadores de la lotería. De seis aciertos sólo puede haber una cierta cantiodad, pues de lo contrario habría cientos de aciertos en la primera categoría. Y eso estaría dentro de otro azar,el de que cientos de personas escojan los mismos números. es fácil pensar cómo surgieron ciencias como las matemáticas o la física. estos simples planteamientos filosóficos buscarían cada vez más una fórmula, cada vez la bola de nieve se va haciendo más y más grande. Las matemáticas son como el ordenador,como un martillo para la vida humana. Yo decido dar la vuelta y pensar de forma motivacional, guiándome por los sentidos y la intuición filosófica.
Algo muy importante es el azar. Los científicos hablan de azar para referirse a la vida, la humana y toda la demás. Pero son incapaces de decirnos qué es ese azar. Para acercar algo lejano el hombre hace una pértiga con ramas de árbol. O sea, hace una herramienta para conseguir otra cosa. Lo más difícil requiere el ingenio más complicado, pero corremos el grave peligro de heredar a otros unas teorías muy cargantes, muy pesadas. Esta claro que nuestra ciencia de hoy es la sabiduría del pasado. Poca gente ha refutado unas fórmulas matemáticas, siempre ha pesado más la fama del científico. Y hoy en día sólo se estudia una respuesta a la vida, y no otra. Esta claro que nuestro pensamiento debe dar un vuelco,debemos ver otras vías de escape de la desesperación. No podemos encerrarnos en cosas del pasado, en pensamientos repetitivos. Esto se diría "abrir la mente".

1 comentario:

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.