jueves, marzo 10, 2005

lenguaje literario

Echado en la cama daba vueltas al lenguaje, como siempre, y llegué a una conclusión que me ha gustado mucho. Cada palabra es selctiva,muy selectiva, lo que quiere decir que encierra en sí un significado muy acotado. Por ejemplo, si digo:es una amigo. Eso será distinto a: es un cliente. Esto hace que el lenguaje sea muy follonero, a que debamos escribir o decir muchas palabras para expresar una cosa sencilla,y cuantos más matices queramos introducir pues más palabras añadiremos. De aquí vine a pensar que la literatura es el lenguaje más interior, el que más vueltas da a una situación,una persona,etc. Para ser buen escritor habría que pasar por entender que diferentes matices hay que darle a una redacción. Pero en esto el mundo literario ha ido cambiando mucho. Los análisis estilísticos o contenido del texto se explican bien con esto:comprender el calado de un autor,si se puede ver más allá de lo visible.Recuerdo a PROUST, un escritor francés que innovó mucho en literatura. Se le considera genial porque entra mucho en las cosas que ve, en describir a un personaje, darle una personalidad a cada frase del personaje.
Ahora me pilla lejos la universidad,que si estuviera en ella haría mejores análisis textuales. Cuando estudié en ella, no sabía estas cosas, no se me ocurrió pensar estas cosas.
Ya sé que el lenguaje este de palabras es el único que nos ha servido miles de años, pero le falta información, le faltan cosas para que nos llene y nos diga mucho con poco. Las palabras cansan y son aburridas. Ya llevo mucho tiempo leyéndolas y oyéndolas y no me satisfacen, no me dicen lo que quiero saber.
El lenguaje literario de una novela gruesa es el más interno,el que nos transmite más cosas. La literatura fue un deseo de indagar más en la realidad,entendernos más intérnamente.

1 comentario:

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.