martes, junio 21, 2005

segundo día

Hoy es martes, o sea, el segundo día después de dormir y hablar con Silvia en Alicante. Ella no está aquí pero la llevo en el pensamiento. desde ahora contaré con mucha tranquilidad cada día, para en 24 horas hacer muchas cosas, sobre todo escribir mucho. Y anoche ya empecé a escribir todo lo que llevo. En mi libreta de papel no llevo orden alguno, pero todo se va ordenando en la cabeza. Me relajo con el silencio y escribo muchas cosas que me viene a la mente. Saqué varias conclusiones interesantes sobre géneros literarios. Siempre que se escribe algo, se incluye un pensamiento, una idea. Escribas lo que escribas entrará en ello un pensamiento filosófico. Ahora me dedico más a desgranar mi alma, porque este género de diario sirve de mucho. Pero en el futuro podré necesitar de la narración para contar algo. Cada forma literaria que intentó el hombre queda reflejada en un género literario. los del movimiento surrealistas buscaron su medio exacto para ellos, y dejaron constancia aunque poca gente lo ha retomado. Los géneros literarios son como fenómenos pictóricos, movimientos de cierto momento.
Las ideas sobre eso me llegaron contadas, así que tendré que perfeccionarme en ese sentido. Pero fue una tarde-noche plagada de ideas. Aunque no tocó la lotería me tocó otra más grande: el esfuerzo diario. Una ristra de palabras provoca en mí felicidad pues es de lo que vivo,todas las palabras metidas en mí.
Mañana llega el gran día. resulta que ha quedado ella en ver una casa en Valdepiélagos y me lo comunicará pronto. Eso es lo que necesito, total libertad creativa y espacio para moverme. cuando todos te dicen que dónde pretendes ir,no llegarás a nada, me obstaculizan para progresar. Son como prohibiciones para meterte en caminos raros. En el campo nadie me podría decir por allí no vayas, y trabajaré contento y con más esfuerzos que ahora.
Esta mañana quise mandar una carta a alguna editorial para ver si podría publicar con ellos. Pero en seguida pensé que esa carta no la apreciarán. mejor es que las editoriales vengan a mí en vez de tener yo que pedirles favores. Todo tiene un precio y esta vez es cansarme pasando días sin dinero.
Hoy tengo que decir que me escribió un amigo de hace tiempo: Ulrich. Le conocí en Madrid y es un gran interesado por la cultura y sobre todo la de España. Estoy deseando hablar con él cuando vaya a la capital, pues siempre es mejor verse y hablar que llamar por teléfono. Pero encuentro que una visita estaría bien a la sierra y charlar allí. Fue una grata sorpresa leer su postal-carta, pues es muy difícil encontrar gente interesada en una amistad fuerte y sincera, que además tenga ganas de hablar de temas serios y profanos. Un entretenimiento de hablar, de compartir opiniones.
La amistad es muy sana, es un acoplarse a otras mentalidades, a otras personas. Pero como ahora voy corriendo hacia el dinero he descuidado algo de los amigos. La casa para nosotros es fundamental, es nuestra independencia, vivir como seres libres. Yo pensaba descansar de las amistades hasta conseguir la total estabilidad y a partir de entonces tramar lazos de unión de nuevo con todas las personas. pensaba ayer que me gustaría mucho recibir visitas en casa de gente que nunca vi, que quieran hablar, conocernos. Para eso debe servir ser famoso. Cuando en todos lugares hablan de ti ya has entrado en las mentes y corazones de la gente, ya está abierta la puerta de la amistad. Yendo de incógnita y sin que nadie sepa tus valores no ayuda. Cuando sabes que eres alguien te hacen más caso. Ser famoso es una gran cosa para atraer amor y amistad.

1 comentario:

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.