lunes, abril 18, 2005

voluntad para todo

Estaba pensando que se necesita mucha voluntad, ganas, para conseguir unos fines. Hasta para algo tan natural como el rascimo o no racismo. Si tienes ganas de ser bueno, intentarás quitar el racismo de tu vida. Primero hemos de conseguir la voluntad de ser otros, luego buscar los medios, las ideas, experiencias que nos cambien, etc. Ser racista es algo muy natural...pero no es bueno. Todos sentimos rechazo hacia el diferente, y más cuando la forma del cuerpo o de la piel es distinta. Que no me diga nadie que nunca ha sido racista. Al ver una piel negra nos vienen ideas como "qué extraño es eso", "no es como nosotros". Incluso en la antiguedad, los grandes filósofos decían que la raza negra eran animales y por lo tanto podían ser dominados por los griegos y romanos. Pero hemos avanzado en pensamiento, ya no creemos que sean inferiores y sus lenguas se pueden traducir y no son tan raras.
Yo me digo: no quiero odiar a nadie. Empiezo por esa frase, y después se va deshilando la madeja, hasta llegar a encontrarse agusto con amor, respetando. Siempre se encuentran razones para amar, pero amar sin engañarse. El amor debe ser verdadero, sin intereses, ni siquiera pensando que así agradamos a Dios. Yo intento hacer el bien aunque no vaya a recibir nada, y ya me he concienciado, hasta que no me gustan los regalos.
Acabo de grabar en mi ordenador el programa "mecasoft". Es el mismo que usamos en el curso. Es muy bueno, y desde hoy podré practicar cuando lo desee. Como soy un gandul, lo tenía aquí desde hace varias semanas, pero nunca lo abrí. Hoy se me ocurrió empezar a tocarlo.
Hoy me he ilusionado porque comprobé el placer de escribir sin mirar el teclado. Estuve escribiendo un par de líneas con bobadas sacadas de mi imaginación, fuera del programa. Me gustó mucho la sensación de libertad y soltura.
Ya me siento más ligado a este diario y al de papel. Cuando salgo a la calle intento llevarme mi libreta, para escribir lo que sea. Perder el tiempo no me gusta, y debo pensar siempre en que el futuro debe estas a la vuelta de la esquina. Escribir quiero que sea mi oficio.

1 comentario:

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.