domingo, abril 17, 2005

conversaciones

Me cansan mucho las conversaciones, cuando te preguntan qué estás haciendo, en qué trabajas. Creo que en España se habla mucho, sobre todo cosas sin valor. Para llenar un hueco se habla de la temperatura, etc. El silencio daña cuando estás con gente.
Ayer estuve a punto de escribir, pero estaba cansado para encender el ordenador, además tarda un poco en poner todo y poder buscar la web. Pero las ganas son muchas, empezar como quise al principio, escribir cada día. Cada palabra es una parcela de mi pensamiento. Lo malo es si esta web desaparece, quiero decir, si se va toda la información. Como no guardo nada de esto se perdería. Me gustaría pensar que estos escritos son valiosos, que me pagarían por acumularlos todos. Bueno, por lo menos estoy aprendiendo a medida que escribo. no es en valde este trabajo. Cada palabra, cada letra es mi evolución, mi camino al futuro.
Somos seres sociales, pero el grupo nos mata. Estar en grupo también nos da problemas. Surgen disensiones,guerras. LLegar hasta la mente de cada uno es cosa árdua difícil, así que en cualquier momento puede surgir un asesino, en cualquier lugar. Puede surgir la envidia, los celos,etc y emprenderla con los cercanos o lejanos. Lo que la religión llama pecados,vicios, los laicos les llaman problemas mentales. La envidia, falta de seguridad y amor a uno mismo, eso genera violencia. El mundo grupal moderno está plagado de dificultades. Necesitamos urgentemente llegar al centro de la mente, hasta sacr lo más mínimo. Pero los científicos se empeñan en sacar la mejor pastilla. Ya la filosofía pierde fuerza. Ahora lo que parece que se impone es la filosofía-religión. Es ese tipo de pensamiento positivo del que tanto se habla. Es creer en más allá de la vida, en ser bueno, en la meditación.
Es curioso ver cómo la sociedad se mueve por impulsos de unos pocos, cómo las modas empiezan a mover a la gran masa. Será por no quedarse desbancados la gente sigue una nueva moda. Quedarse solo es casi morir, morir de tristeza al ver que estamos solos.
Es una tontería querer cambiar el Mundo, porque para eso necesita un milagro. Hay que proyectarse hacia dentro mirando al cielo del universo,negro,sin luz. Caminar hacia la nada sin mirar al vecino. Cada uno lleva su vida y cambiar todo es imposible. Hubo una época que yo quería hacer algo, pero ya me doy cuenta. ¡Que cada uno haga lo que quiera! Al ladrón no puedo convencerle, tardaría muchos años. Al avaro igual. Por eso lo más sabio es dedicarse a uno mismo,a entrar en la oscuridad de la nada.

2 comentarios:

CeReZa dijo...

Sabias palabras.

Las convesaciones acerca del tiempo son altamente recurridas [o eso o GH, que la gente se engancha].

Por lo pronto, yo tiro de la manta y repito sabias palabras de Wittgenstein:

'De lo que no se puede hablar, mejor es callarse'.

Callo.

Saludos de un Blanco Roto a un Blanco total ;)

Roberto Iza Valdes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.